Tag: riesgos que debes tomar en tu trabajo

La palabra riesgo en el ámbito laboral es considerado como un sinónimo de catástrofe. Sin embargo, así como existen acciones y actitudes que deben evitarse a toda costa en el ámbito profesional, hay otras que deben realizarse para evitar estancarse en el plan de carrera.

 

Un riesgo laboral va desde comenzar un nuevo negocio, cambiar de carrera o iniciar una segunda, hasta contratar a un nuevo elemento, mudarse a otro estado o país, o incluso pedir una promoción al líder de la compañía a la que se pertenece.

 

Tomar riegos forma parte del crecimiento laboral. Muchas veces se escucha que para progresar se debe salir de la zona confort; las personas productivas no son más valientes que los demás, es sólo que acaban encontrando la fuerza para enfrentarse a nuevos retos. Se dan cuenta de que el miedo es paralizante, mientras que la acción genera confianza y seguridad en sí mismo.

 

Tomando lo anterior en cuenta, surge la pregunta: ¿Qué riesgos se deben tomar?

 

  • Promoción o cambio de puesto laboral: Si consideras que has demostrado con resultados precisos y notorios tu aporte a la empresa o negocio, no dudes en comentarlo con tu jefe. El diálogo correcto apoyará los avances que proyectas, de manera que te consideren apto para recibir responsabilidades de alto nivel.
  • Cambio de área profesional: En diversas ocasiones suele suceder que se comienza de apoyo en determinado departamento de la empresa que no formaba parte del plan de carrera original pero que funcionó para el crecimiento profesional. Es recomendable que si consideras que tienes oportunidad en determinada área, hables con tu jefe y le menciones tu plan de carrera, de forma que él considere apoyar el cambio que planteas.
  • Reubicación geográfica: Si tu empresa cuenta con la oportunidad de brindarte oportunidades de crecimiento en otro país y te sientes apto para trabajar en el extranjero, no dudes en hacerte escuchar. Vivir en otro país puede significar un cambio drástico en tu estilo de vida, pero también puede traer grandes beneficios para tu desarrollo profesional y personal.

 

Líderes de diversas empresas valoran que una persona se haga escuchar, hecho que toman en cuenta al decidir sobre darle a sus colaboradores las oportunidades que piden.