Tag: Planeación

Es indiscutible el creciente impacto de la tecnología en todos los ámbitos de la vida actual; por supuesto, el ámbito empresarial y laboral es uno de los más afectados por el cúmulo de innovaciones y cambios.

 

El desarrollo tecnológico ha alcanzado niveles sorprendentes, permitiendo que la optimización, automatización y agilización de los medios empleados en Recursos Humanos sean más eficaces. Muchas herramientas tecnológicas y digitales han ido sumándose dentro de las dinámicas empresariales cotidianas, modificando formas de trabajo, procesos, y relaciones.

 

Una de las áreas más beneficiadas en este sentido es precisamente Reclutamiento y Selección. Por ejemplo, la generación de plataformas digitales para creación e identificación de perfiles, así como la posibilidad de poder registrar currículums en bolsas de trabajo en línea han contribuido en la evolución de las actividades de Recursos Humanos.

 

Este tipo de sistemas y aplicaciones ofrecen a las áreas de Recursos Humanos, respuestas prácticas y rápidas a sus necesidades de personal. Sin embargo, cabe destacar que, aunque de gran ayuda, estas herramientas son sólo un primer filtro de identificación; para poder tomar una decisión se debe conocer al candidato, aplicar pruebas psicométricas y definir si es apto para incorporarse a la empresa en cuestión.

 

Aunque es crucial mantenerse actualizado, echar mano de la tecnología, e incorporar herramientas que automatizan y agilizan procesos, como pruebas psicométricas, administradores de proyectos/tareas, estudios de clima laboral, medios de comunicación y trabajo en equipo remotos, etc, el factor humano sigue siendo determinante. Los servicios de una empresa de tercerización como Aliato puede ser el complemento humano ideal para la administración y gestión de tu equipo de trabajo.

Es común que al comenzar un negocio o servicio se cometan ciertos errores, mismos que derivan de la falta de experiencia. Sin embargo, existen acciones sencillas que te ayudarán a prever detalles, y a superar exitosamente estas dificultades:

 

  • Recibir capacitación previa: Antes de comenzar el lanzamiento físico de tu negocio, debes tener contemplado el dinero que tendrás que invertir, desde pagos a proveedores y personal, hasta cálculo de impuestos, entre otros. Estos datos dependen del tipo de negocio que quieras emprender, por eso recibir asesoramiento de una persona experta te ayudará a prevenir pérdidas económicas, y a llevar un buen manejo financiero desde el inicio.

 

  • Hacer un plan de negocios: Este tipo de documentos es fundamental, ya que se estipulan cuestiones como: cuándo se realizará el pago a personal, tasa de interés, impuestos, mantenimiento del lugar de trabajo, etc. Además de que contar con un plan te ayudará a darle seguimiento a los objetivos planteados.

 

  • Realizar un estudio de mercado: Conocer a la competencia, a tu sector y a tus potenciales clientes ayudará a marcar tu propuesta de valor, los diferenciadores de tu negocio, a enfocar tus servicios y a segmentar claramente a tus audiencias.

 

  • Tomar en cuenta errores que otros han cometido: Si tienes amigos o conocidos que previamente han comenzando un negocio, sus consejos y recomendaciones te serán de ayuda para evitar caer en situaciones desfavorables.

 

  • No contar con un área de Recursos Humanos: Cuando comienzas un negocio, debes considerar tener un equipo que esté preparado para hacerse cargo de lo más importante: las personas. Si no cuentas con los recursos o el tamaño para cubrir internamente esta área, puedes integrar y complementar con los servicios de una empresa de tercerización como Aliato. No sólo podrás enfocarte en temas cruciales para echar a andar tu negocio, sino que sentirás la confianza y tranquilidad de saber que tus colaboradores son atendidos con dedicación y eficiencia.

Conforme crezca tu negocio se presentarán diversos retos, pero si tienes contempladas estas cuestiones primordiales, te será más fácil enfrentar los obstáculos que surjan.

La capacitación y el entrenamiento son parte de las actividades principales del departamento de recursos humanos. El desarrollo del área consiste principalmente en fomentar el sano crecimiento profesional de los colaboradores en sintonía con la cultura corporativa y los objetivos de la compañía, a través de la creación de estrategias y metodologías que permitan esto.

 

En el desarrollo del talento se busca incluir oportunidades como el coaching o entrenamiento personal, lo cual fomenta que los colaboradores creen planes de carrera  y se planteen objetivos de crecimiento

 

Hoy en día los profesionales buscan adquirir o perfeccionar las capacidades necesarias para realizar varias funciones asociadas a sus roles actuales o a futuros cargos dentro de la empresa o sector en el que se encuentran. Esto con el propósito de conseguir ocupar puestos más altos, a partir de los cuales también puedan ayudar a desarrollar las mismas habilidades en sus propios equipos de trabajo.

 

El desarrollo organizacional no debe ser considerado como un conjunto de mecanismos, sino como un proceso donde se evalúa el desempeño de cada integrante. Debido a que no tiene un límite establecido, este proceso puede ser extendido para poder analizar si las actividades están brindando resultados; por ejemplo: si se necesita promover a una persona internamente, el colaborador a cargo del área o equipo sería el encargado de prepararlo para asumir y desempeñar sus nuevas funciones, evitando que la persona en cuestión se sienta desorientada al ocupar su nuevo puesto.

 

Las organizaciones pueden facilitar este proceso de desarrollo mediante la planificación, misma que puede comenzar con estudios como los que realizamos a través de nuestro servicio de Headhunting, en los que se detecta a líderes naturales para puestos directivos o gerenciales, o analizando las contribuciones individuales en proyectos grupales. Asimismo, cada colaborador puede solicitar apoyo del departamento para mejorar sus habilidades y explotar sus fortalezas.

 

Las redes sociales en diversas ocasiones son consideradas únicamente para mostrar el estilo de vida del usuario, sin embargo, desconocen que en la actualidad es la herramienta más importante para una empresa. De aquí partimos para explicar de qué forma las redes sociales se pueden unir con el área de recursos humanos y así agregar valor a la organización.

 

Cuando eres directivo de una empresa en la actualidad te enfrentas a nuevos retos, haciendo de lo desconocido algo conocido, un buen líder debe mantenerse a la vanguardia y no vetar nuevas ideas para el mejoramiento y crecimiento de la empresa.

 

El área de Recursos Humanos puede hacer uso de las redes para situaciones como reclutamiento y selección de un talento, pero también cuenta con un papel muy importante al mejorar la fluidez de la comunicación interna logrando que el trabajo en equipo sea eficaz. ¿Cómo se logra esto?

 

Es común que una persona utilice las redes sociales para compartir información privada, la gente disfruta leyendo comentarios de productos que son de su agrado, así mismo, visitar la página web y sus redes de un restaurante, bar o empresa, es casi obligatorio. Básico en el aspecto que las personas al leer los comentarios, recomendando el lugar o presentando una queja, consideran la información totalmente verídica. Por lo que, al hablar del ambiente laboral dentro de una empresa, sucede el mismo fenómeno.

A las personas les gusta saber que están trabajando en un lugar donde:

  • Valoren el talento
  • Exista la oportunidad de Desarrollo Profesional
  • Se cuente con un espacio creativo
  • El éxito sea de todos y no de una persona

 

En muchas empresas, los directores han tomado la decisión de crear un sitio especial donde los empleados pueden opinar sobre la higiene del lugar, la convivencia con los compañeros, el apoyo a nuevos integrantes, posibles contrataciones, e incluso comentarios sobre el manejo del director al iniciar y finalizar un proyecto.

 

De esta forma los directores brindan datos que facilitan el trabajo para el área de Recursos Humanos, ya que detectan los departamentos donde surgen problemas de convivencia, áreas donde el trabajo en equipo se encuentra mal organizado o en dado caso, no se genera la unión entre los compañeros.

 

Esta información es vital para mejorar la organización de una empresa, si cada departamento cumple con la tarea asignada las metas de los proyectos iniciados se cumplirán con mayor rapidez y mejor calidad para el cliente, atrayendo que más personas quieran formar parte de la organización.

 

 

 

La planeación es un desafío. No sólo por la competencia global, la economía, los recursos; intervienen varios factores internos y externos de la empresa. Por eso, en el proceso completo se deben integrar diferentes departamentos, con dos objetivos clave: formalidad y compromiso. Entre todos tienen que desarrollar este maravilloso arte de analizar, estudiar, investigar y evaluar para crear. Entre los departamentos involucrados destacan: Administración, Recursos Humanos, Mercadotecnia y Legal.

 Leer más

Tomar buenas decisiones diariamente ayuda a perder varios pesos de encima y a reproducir el capital. Para que una rutina se convierta en buen hábito se necesita tiempo y dedicación. Llevar un registro financiero; cuánto invierte la compañía, cuánto gana, cuánto pierde y el porqué. Tener un equilibrio económico; por aportación de inversionistas o por ingresos que se deriven de las ventas o los servicios que proporcione. El equipo contable hace proyecciones financieras para calcular cuándo alcanzará la empresa su punto de equilibrio y así saber si está en evolución. Contar con reservas; las eventualidades surgen y hay que estar preparado para afrontarlas.

 Leer más

Para medir la productividad de una empresa intervienen muchos factores. El reto es poner a prueba la estructura, el vínculo entre la rentabilidad y los medios que se usan para lograrlo. Esto exige un excelente manejo de los recursos, a fin de conseguir resultados que vuelvan eficientes todas las áreas y las labores que se desarrollan dentro de ésta: servicio, producción, productos, métodos, intercomunicación, planeación, organización, entre otros.

 Leer más

Organizar nos ayuda a tomar acciones inteligentes a corto y largo plazo. Primero debemos establecer las estrategias que nos van a guiar en un tiempo determinado, algo vital para tener claro lo que haremos día a día. Después, hacer un análisis detallado del presupuesto que necesitamos para desarrollar el proyecto y optimizar recursos, con el fin de lograr mayor rentabilidad al menor costo posible, aumentar la eficiencia y controlar los riesgos.

 Leer más

Así como tienes muy bien pensado cómo y dónde construir tu casa, te recomendamos hacerlo para crear un nicho en el mercado. Es vital para lograr impactos directos. En mercadotecnia se refiere a un segmento del mercado. Dentro de éste, las personas tienen necesidades similares. Tú, como empresario, buscas las que no han sido satisfechas por tus competidores. Puede ser para abrir un nuevo negocio o lanzar un producto.

 Leer más

En todo tipo de empresa, ya sea de servicio o de producto, la logística es vital para crecer. No se logra nada con incrementar el número de clientes si se es capaz de cumplir con fechas o pedidos. Al final, se pierden varios y se gana una mala reputación en el medio, lo cual afecta futuros negocios.

Hay que organizar y planear perfectamente. Más vale invertir un tiempo en éstas para que todo fluya. Comunicación eficiente entre cada uno de los eslabones de la cadena tanto de manera horizontal como vertical. Atender al momento los problemas que surjan y no esperar a que sean graves. Capacidad de negociación con colaboradores, clientes, proveedores; siempre con una visión objetiva. Compromiso. Cumplimiento. Verificar constantemente los procesos operativos. Ser proactivo, sincero y realista.

Para lograrlo se tiene que contratar personas capaces, comprometidas y profesionales, que comulguen con la misión y visión de la compañía. También, por supuesto, asistirse de aplicaciones y programas tecnológicos que faciliten los procesos.

Y siempre recordar que el empleado motivado trabaja mejor.