Tag: marketing

0

Las demandas del mercado han cambiado debido a que la tecnología se ha integrado en cada aspecto de la vida de los consumidores.

 

El marketing ha dejado de ser únicamente para crear las mejores estrategias para vender un producto, ahora se busca que este producto sea parte de la vida diaria de la persona, y que a pesar de que cuente con miles opciones, continúe comprando el producto o servicio elaborado. Esto se le conoce como fidelización.

 

Al final de un proyecto, todo depende del trabajo realizado por el equipo, y si el equipo no cuenta con la comunicación correcta el resultado no será el esperado. Podemos disponer de los mejores aparatos electrónicos, las aplicaciones más actuales, los mejores talentos, pero todo esto no es útil si no existe una comunicación organizacional correcta.

 

Es aquí donde el departamento de recursos humanos busca crear estrategias de forma que integren a cada uno de los integrantes, explotando las fortalezas de cada persona.

 

Podemos conocer a profundidad al cliente al que buscamos adquirir, pero si no conocemos de la misma forma los elementos que componen a la empresa, empezando por los empleados, no se puede esperar presentar una excelente imagen.

 

Se conoce como marketing de recursos humanos ya que son estrategias para vender ideas de convivencia e organización internas, detectando las necesidades y hábitos de cada uno de los empleados.

 

Pueden ser estrategias sencillas como crear cafeterías o espacios donde los empleados puedan comer y tomar bebidas, esto los lleva a convivir y a conocer a sus compañeros de trabajo.

 

Muchas empresas han implementado crear este tipo de espacios, comprobando que la comunicación y el trabajo en equipo mejoró notablemente, debido a que las personas demostraron más abiertos a las ideas o propuestas de otros, trataron de integrar las diversas habilidades de cada uno e incluso si el trabajo resultaba excesivo, se ayudaban con la carga laboral.

 

El área de recursos humanos se presenta con nuevas dificultades, ya que, como toda área, debe integrar la tecnología a sus herramientas. Puede ser desde crear plataformas internas donde los empleados presenten quejas desde la limpieza de su espacio laboral, el entorno que rodea el lugar de trabajo, la actitud de otros compañeros e incluso el trato recibido por el líder principal.