Tag: El trabajo que quieres

Ser emprendedor y poseer un negocio propio es el sueño de muchas personas por las ventajas que esto puede conllevar: control del tiempo, mayores ingresos, no tener una figura de mando a la cual rendir cuentas….Para empezar, se debe considerar el gran reto y responsabilidad que esto implica en todo los aspectos, además de la inversión de tiempo que supone. Especialmente, hay que estar preparado para tomar decisiones complejas.

 

Ser dueño de una empresa implica desarrollar varios papeles a la vez, especialmente al principio. No sólo se trata de desarrollar los objetivos, metas, estructura, plan de negocios, y demás acciones estratégicas relacionadas con el establecimiento del core business. También hay varias labores de contaduría, reclutamiento y hasta mercadotecnia en las que un emprendedor deberá involucrarse necesariamente. Varias funciones irán delegándose y canalizándose a medida que crezca y se desarrolle la empresa. Una de suma importancia será la de formar y guiar al nuevo equipo de trabajo; a aquellas personas que tendrán un papel crucial en la correcta, planeada y exitosa puesta en marcha del negocio.

 

Como se mencionaba previamente, la disponibilidad y distribución del tiempo para trabajar, así como el no rendir cuentas puede ser una opción muy atractiva; pero esto no quiere decir que se trabaje mucho menos, al contrario, el trabajo y el tiempo dedicados suelen ser mucho mayores. Como cabeza, es indispensable estar pendiente y enterado de las diversas situaciones presentes en el día a día.

 

El dueño suele ser la imagen principal del negocio, de sus valores, de su filosofía, de su esencia. La presencia, así como el relacionamiento con clientes y potenciales clientes, jugará un papel crucial en términos comerciales. Buscar prospectos, acudir a reuniones, hacer presentaciones, dar seguimiento, coordinar y supervisar el arranque de proyectos son actividades que empiezan concentrándose en la figura del líder y dueño.

 

Por ende, la búsqueda de un balance entre lo profesional y lo personal puede ser aún más complejo de lograr cuando se está iniciando un negocio. Con el transcurso del tiempo, y el desarrollo eficiente y productivo del mismo, la distribución de funciones y delegación de tareas irá siendo una consecuencia natural de la situación. Ser líder de tu propio negocio es una decisión muy importante, incluso un parteaguas, considerando el cambio radical que conlleva pasar de colaborador a guía y base de una empresa. Debes prepararte para ser el apoyo fundamental de tu nuevo equipo de trabajo, y aportar las herramientas esenciales para alcanzar el progreso deseado.

El emprendimiento es una filosofía e ideología actual que ha provocado que muchas personas se aventuren a crear su propio negocio, con los aspectos positivos y los retos que eso conlleva. Hoy en día son cada vez más las empresas que surgen como startups, negocios creativos e innovadores.

 

 

Un efecto del incremento de éstas, ha sido la aparición de diferentes perfiles o carreras. Aunque no todas las startups son negocios meramente digitales, una gran parte de las mismas se desarrollan en este tipo de ecosistemas. El involucramiento de TIC’s, internet, lenguajes y aspectos de programación web, entre otros, ha requerido la formación de personas con perfiles sumamente nuevos y especializados; personas  con una mentalidad abierta, creativa, rápida e innovadora, capaces de adaptar sus conocimientos para atender las necesidades y problemáticas de las startups.

 

 

Estas son algunas carreras de reciente surgimiento:

 

Front end: Las personas dedicadas a este puesto se encargan del diseño y programación de interfaces. Su trabajo consiste en encontrar la mejor versión posible de las vías de interacción con el usuario, ya que éstas determinarán el éxito o fracaso en la experiencia del servicio que se ofrece al éste.

 

Back end:  Expertos que dominan los lenguajes de programación digitales.

 

Dueño del producto: Es el encargado de toda la gestión de un proyecto, además de que colabora dirigiendo a los equipos de programación y diseño. Cuenta con un conocimiento profundo de cada aspecto del producto. Aunque no necesita ser un programador o ingeniero, es obligatorio que se sepa comunicar técnicamente con estos equipos.

 

Experto en growth hacking: El objetivo de esta profesión consiste en lograr que una empresa explote su número de usuarios con diversas técnicas para detectar y dirigir tráfico de la web.

 

Data scientist: El encargado de esta labor debe analizar el volumen de información y datos generados a través de las TIC’s por usuarios, empresas, aplicaciones, sitios web, etc.

 

Al hablar de “nuevas carreras” nos referimos a que el mercado laboral está en un proceso de innovación que paralelamente amplía las posibilidades para generaciones futuras, y crea oportunidades de crecimiento para los profesionistas de la actualidad. Por lo tanto, áreas como Recursos Humanos deben buscar estrategias de desarrollo e integración para los nuevos profesionistas que darán impulso no sólo a las startups, sino a las compañías en general.

Actualmente, los profesionistas buscan formar parte de una organización que más allá de proporcionales una remuneración económica, les otorgue conocimientos que contribuyan a su desarrollo profesional.  Esta característica se está manifestando principalmente en las generaciones conformadas por los millennials.

 

Las empresas deben tener presentes los objetivos profesionales de las personas, sabiendo, por supuesto, que su trabajo repercute directamente en la organización, en sus objetivos y en sus clientes. Por tal motivo la generación de planes de carrera debe ser una constante dentro de la planeación estratégica.

 

¿A qué se refiere un plan de carrera?

 

Cada persona posee metas personales que desarrolla a la par de la realización de su trabajo. Al momento de integrarse a una empresa, ésta última debe contar con un plan ejecutable de crecimiento que tome en cuenta aspectos como: los pasos que deben seguirse para conseguir una promoción; tiempo mínimo o máximo para ocupar un puesto; tipo de formación que se puede brindar para apoyar el desarrollo y progreso; y los puestos a los que puede aspirar. Por ejemplo, si empiezas como asistente junior de cuentas, en dos años o menos podrías convertirte en ejecutivo senior, desarrollando los conocimientos, capacidades y habilidades requeridas para llegar a ese punto. Por su parte, el líder debe trazar el camino y apoyar a nivel coaching y guía, de manera que en un tiempo determinando la persona logre crecer y ocupar el siguiente puesto.

 

Los planes de carrera son fundamentales para la motivación de las personas, de tal suerte que el nivel de productividad puede aumentar considerablemente. Al tener metas claras y concretas, crecen las probabilidades de lograr resultados eficaces y exitosos; contrario a las consecuencias que trae el que los colaboradores vean limitada su capacidad de ascenso y mejora en las condiciones de trabajo.

Cuando una persona decide ya no formar parte de una organización, pueden existir diversos factores que influyen en la toma de la misma. Antes de renunciar, recomendamos considerar lo siguiente:

 

  • Analiza los factores y/o situaciones que te resultan incómodas o poco favorables, aquellas que están influyendo en tu decisión. ¿Qué puede estar afectando? ¿Se puede solucionar dentro de la empresa? ¿Se trata del entorno laboral, del salario, de mala administración, de falta de liderazgo por parte de tu jefe?

 

  • ¿Tienes posibilidades de desarrollo profesional? ¿Existe un plan de carrera para ti? Las personas buscan integrarse a una organización que les ofrezca desarrollo profesional; éste puede ser a corto o a largo plazo. Analiza tus actividades dentro de la empresa de manera que compruebes que, en definitiva, no cuentas con el apoyo necesario para avanzar en tu carrera.

 

  • El  ámbito laboral puede resultar que sea un factor importante para la productividad, comenta con tu jefe las situaciones o actitudes que te resultan incómodas o poco gratas por parte de tus compañeros, de manera que si se puede encontrar solución al problema, no tengas que cambiar de empleo.

 

  • Recuerda también que encontrar empleos actualmente suele ser una tarea difícil; a pesar de que existen opciones como la bolsa de trabajo de Aliato, que facilitan dichos procesos.

Renunciar no es una decisión que debe ser tomada a la ligera o de manera precipitada. Toma el tiempo para pensar, analizar y evaluar tu decisión, con base en la situación actual, tu plan de vida personal y profesional, tus objetivos y tus prioridades.

Cada colaborador de una empresa busca sentir que sus habilidades, aptitudes y conocimientos son valorados por la organización a la que pertenece; sin embargo, debemos destacar que no todo lo que se proyecta puede ser relevante para el líder del equipo. En diversas situaciones se valoran las acciones que generaron verdaderos resultados y que los llevaron a cumplir el objetivo planteado, como las siguientes:

 

Trabajo en equipo: Un director toma en cuenta la habilidad de delegar responsabilidades a otros colaboradores de la empresa. Este tipo de actitudes demuestran que se conocen los talentos y habilidades de otros compañeros, facilitando que la empresa avance en conjunto y no de forma individual.

 

Organizar: Tener la habilidad de priorizar no es una tarea fácil, sobre todo cuando se es parte de una empresa que posee diferentes clientes, ya que a todos se les debe dar la misma atención. Una persona que hace sus tareas en orden y prestando atención a los detalles es valorada por la empresa.

 

Tolerancia: Es común que dentro de las competencias mencionadas en un currículum o entrevista se mencione poseer un nivel alto de tolerancia; sin embargo, esta competencia se demuestra cuando el colaborador se encuentra en el área de trabajo. La tolerancia ante la diferencia de opinión con compañeros de trabajo y clientes, así como la forma en que se llevan este tipo de diferencias es una actitud que sin duda destaca ante los líderes de la organización.

 

No poseer sentido de conformidad: Las empresas buscan conservar a personas que estén dispuestas a encontrarse en constante aprendizaje, que busquen o se adapten a métodos de cambio.

 

Optimismo e iniciativa: Las actitudes positivas a la hora de relacionarse con los demás y al afrontar conflictos tienen un gran valor añadido porque permiten mantenerse con mente abierta a otras ideas que sean beneficiosas para la evolución de la empresa, además de que mejoran el clima laboral y la imagen externa que se proyecta.

 

Existen diversas cualidades que pueden ser valoradas por la empresa a la que perteneces, ya que cada persona posee diversas aptitudes, además de que las exigencias y objetivos varían según la compañía.

Si preguntáramos la definición de talento obtendríamos varias respuestas. Tal vez porque engloba muchas cosas: inteligencia, capacidad, perseverancia, creatividad, entre otras, y sobre todo voluntad para desarrollar una actividad. Y si se combina con la especialización es más fácil alcanzar los objetivos personales y empresariales.

 Leer más

Un inmueble con un excelente equipo no es una empresa, porque las personas son las que realmente la forman. Cada una tiene capacidades, inteligencia y criterio distintos; la intercomunicación entre ellas, su esfuerzo y compromiso es lo que da los resultados como compañía. El área de Recursos Humanos, o Capital Humano, actúa como núcleo para hacer una estrategia del talento que se necesita y por qué, con el fin de satisfacer las necesidades, tanto de superiores como de colaboradores, en un mercado creciente, competitivo y globalizado. Su misión es hacer más eficiente, eficaz y productiva a la institución; por eso necesita un objetivo claro y estratégicamente planeado con seriedad, y sobre todo con responsabilidad. Debemos estar conscientes que se enfrenta a múltiples desafíos internos y externos, y necesita estar actualizado. Por ejemplo: antes, el mercado laboral estaba integrado básicamente por hombres; ahora, la participación de la mujer es clave, lo cual ha influido para hacer cambios de políticas y descripciones de puestos. También, por supuesto, actualmente tenemos la integración de personas con capacidades diferentes; algo muy positivo.

 Leer más

La persona adecuada para cubrir una vacante debe estar tan calificada como motivada. Ser alguien que muestre interés en superarse y encajar en la filosofía de la empresa. En la guerra de los talentos destaca el entusiasmo para poder potencializar los conocimientos y responder con eficiencia, lo que se traduce en productividad.

 Leer más

¨Damas o caballeros. 18 a 55 años. Con o sin experiencia. Excelente sueldo. Flexibilidad de horario¨. Éstos son sólo algunos de los anzuelos de los que te debes cuidar al leer ofertas de trabajo. Las empresas y empleadores fantasma operan magistralmente. Una manera es pedirte que vayas a una entrevista: después a un curso de superación, en el que manejan técnicas persuasivas para que vendas sus productos o desembolses cierta cantidad y así entres a la empresa. También pueden solicitar que pagues para dizque hacer tu investigación: antecedentes, historia crediticia, exámenes clínicos. Y ya que te cobraron, te dicen que no eres apto para el puesto por X o Y razón.

 Leer más

Tal vez te has contemplado todo un triunfador con un departamento como los de Manhattan que salen en las películas, un auto lujoso, vestir Armani, Ermenegildo Zegna, Adolfo Domínguez. ¨Todo eso que dizque la mayoría envidiaría¨. Al enfocarte sólo en el dinero es como si aceptaras que tu realización personal depende de factores externos y de lo que los demás piensen de ti. Ser así, a la larga te ata. Bob Dylan dice que una persona triunfa cuando es libre para hacer lo que quiere desde que se levanta hasta que se acuesta.

 Leer más