Tag: Aliato

Es común que las PyMES cuenten con un presupuesto limitado y con una plantilla pequeña, especialmente al empezar. Sin embargo, conforme la empresa vaya creciendo y desarrollándose, surgirán necesidades y procesos cuya atención será crucial para el sostenimiento y fortalecimiento de dicho crecimiento.

 

Una de dichas necesidades será la de contar con un departamento de Recursos Humanos. Éste puede ser implementado y manejado desde el interior de la empresa, o se puede solucionar contando con un servicio de tercerización que se enfoque en la creación y desarrollo de estrategias para la gestión del capital humano.

 

¿De qué se encarga el departamento de RH?

  • Clima Organizacional: Debido a que generalmente las PyMES cuentan con una plantilla más reducida, el clima organizacional debe ser constantemente evaluado y atendido. Recursos Humanos puede encargarse de llevar a cabo actividades que fortalezcan un buen ambiente laboral, como la integración en equipos, el desarrollo de liderazgo, el fortalecimiento de la comunicación interna, actividades recreativas, entre otras.
  • Selección de personal: Un colaborador tóxico afecta tanto a PyMEs como a grandes corporativos, pero este se ve reflejado rápidamente cuando se cuenta con una plantilla más chica. Cuando se toma la decisión de contratar nuevos colaboradores, Recursos Humanos ayuda a reclutar al candidato más adecuado de acuerdo al perfil del puesto y a las necesidades de la organización. Elegir a la persona correcta impacta en la reducción de rotación de personal, y el impacto organizacional, operacional y económico que esto conlleva.
  • Procesos administrativos: RH se encarga del seguimiento y trato con instituciones del gobierno para revisar todo lo referente a cuestiones de prestaciones y beneficios para tus colaboradores. Un cuidadoso manejo de estos aspectos tan importantes fortalece la satisfacción y compromiso de las personas para con la empresa al sentirse valoradas y protegidas, y, por supuesto, fortalece el clima laboral.

 

Estas son las principales razones por las que un departamento de Recursos Humanos, interno o externo, es indispensable. Aunque cada parte influye en el éxito de una organización, el talento humano es el principal factor, por lo que debe ponerse especial atención a sus necesidades, y a la creación de un excelente ambiente laboral. En Aliato contamos con 24 años de experiencia atendiendo los requerimientos de RH para diversas empresas y sectores, fungiendo como socios estratégicos en la materia.

Ser emprendedor y poseer un negocio propio es el sueño de muchas personas por las ventajas que esto puede conllevar: control del tiempo, mayores ingresos, no tener una figura de mando a la cual rendir cuentas….Para empezar, se debe considerar el gran reto y responsabilidad que esto implica en todo los aspectos, además de la inversión de tiempo que supone. Especialmente, hay que estar preparado para tomar decisiones complejas.

 

Ser dueño de una empresa implica desarrollar varios papeles a la vez, especialmente al principio. No sólo se trata de desarrollar los objetivos, metas, estructura, plan de negocios, y demás acciones estratégicas relacionadas con el establecimiento del core business. También hay varias labores de contaduría, reclutamiento y hasta mercadotecnia en las que un emprendedor deberá involucrarse necesariamente. Varias funciones irán delegándose y canalizándose a medida que crezca y se desarrolle la empresa. Una de suma importancia será la de formar y guiar al nuevo equipo de trabajo; a aquellas personas que tendrán un papel crucial en la correcta, planeada y exitosa puesta en marcha del negocio.

 

Como se mencionaba previamente, la disponibilidad y distribución del tiempo para trabajar, así como el no rendir cuentas puede ser una opción muy atractiva; pero esto no quiere decir que se trabaje mucho menos, al contrario, el trabajo y el tiempo dedicados suelen ser mucho mayores. Como cabeza, es indispensable estar pendiente y enterado de las diversas situaciones presentes en el día a día.

 

El dueño suele ser la imagen principal del negocio, de sus valores, de su filosofía, de su esencia. La presencia, así como el relacionamiento con clientes y potenciales clientes, jugará un papel crucial en términos comerciales. Buscar prospectos, acudir a reuniones, hacer presentaciones, dar seguimiento, coordinar y supervisar el arranque de proyectos son actividades que empiezan concentrándose en la figura del líder y dueño.

 

Por ende, la búsqueda de un balance entre lo profesional y lo personal puede ser aún más complejo de lograr cuando se está iniciando un negocio. Con el transcurso del tiempo, y el desarrollo eficiente y productivo del mismo, la distribución de funciones y delegación de tareas irá siendo una consecuencia natural de la situación. Ser líder de tu propio negocio es una decisión muy importante, incluso un parteaguas, considerando el cambio radical que conlleva pasar de colaborador a guía y base de una empresa. Debes prepararte para ser el apoyo fundamental de tu nuevo equipo de trabajo, y aportar las herramientas esenciales para alcanzar el progreso deseado.

Dentro de la cultura de una organización, la actitud personal y profesional de un colaborador influye e impacta de manera importante en la productividad de la empresa. Por lo tanto, el proceso de reclutamiento y selección no es algo que deba ser tomado a la ligera, o dejado en manos inexpertas, con poca dedicación y análisis. En este proceso se verifican diversos factores; además de la experiencia profesional mencionada en los currículums, se deben analizar actitudes personales, como las habilidades para interactuar con otras personas y la manera en que toman decisiones bajo presión.

 

Una de las tácticas utilizadas es que durante la entrevista se hagan preguntas poco habituales, tales como: ¿Qué opina su jefe y antiguo equipo de trabajo sobre su personalidad? Lo que se espera es que la persona proporcione respuestas positivas, por eso es importante analizar las reacciones inmediatas y el lenguaje corporal. Y si se considera necesario, pedir referencias inmediatas al jefe anterior.

 

También se puede preguntar sobre el trabajo de compañeros previos; las personas que continuamente dan respuestas negativas sobre otros colaboradores pueden estar teniendo actitudes relacionadas con trabajo en equipo, reconocimiento y empatía que podrían resultar perjudiciales para una empresa. Hay reclutadores que toman en cuenta la actitud que una persona presenta desde que entra a un lugar, y la forma en la que establece contacto con personal de recepción, por ejemplo.

 

Otra estrategia es la realización de ejercicios de integración con el equipo de trabajo actual, de manera que se pueda analizar y observar detenidamente la forma en que se involucra con el personal, así como las aportaciones que puede brindar.

 

Preguntar por hobbies o actividades extracurriculares dice mucho de la personalidad. Generalmente las personas que realizan constantes actividades al aire libre suelen ser personas extrovertidas, mientras que los pasatiempos más caseros pueden ser propios de individuos más reservados. El análisis que se haga sin duda depende de los intereses y de la cultura de la empresa en cuestión.

 

Para incentivar el desarrollo organizacional se debe tener como objetivo el fomento de actitudes positivas en el equipo de trabajo. La actitud que presentan internamente las personas de tu equipo puede ser la misma con la que interactúan con clientes. El mantenimiento del clima laboral depende tanto del líder como de los colaboradores, por lo que es ideal contar con un equipo que genere sinergias.

 

Cuando una persona decide ya no formar parte de una organización, pueden existir diversos factores que influyen en la toma de la misma. Antes de renunciar, recomendamos considerar lo siguiente:

 

  • Analiza los factores y/o situaciones que te resultan incómodas o poco favorables, aquellas que están influyendo en tu decisión. ¿Qué puede estar afectando? ¿Se puede solucionar dentro de la empresa? ¿Se trata del entorno laboral, del salario, de mala administración, de falta de liderazgo por parte de tu jefe?

 

  • ¿Tienes posibilidades de desarrollo profesional? ¿Existe un plan de carrera para ti? Las personas buscan integrarse a una organización que les ofrezca desarrollo profesional; éste puede ser a corto o a largo plazo. Analiza tus actividades dentro de la empresa de manera que compruebes que, en definitiva, no cuentas con el apoyo necesario para avanzar en tu carrera.

 

  • El  ámbito laboral puede resultar que sea un factor importante para la productividad, comenta con tu jefe las situaciones o actitudes que te resultan incómodas o poco gratas por parte de tus compañeros, de manera que si se puede encontrar solución al problema, no tengas que cambiar de empleo.

 

  • Recuerda también que encontrar empleos actualmente suele ser una tarea difícil; a pesar de que existen opciones como la bolsa de trabajo de Aliato, que facilitan dichos procesos.

Renunciar no es una decisión que debe ser tomada a la ligera o de manera precipitada. Toma el tiempo para pensar, analizar y evaluar tu decisión, con base en la situación actual, tu plan de vida personal y profesional, tus objetivos y tus prioridades.

He trabajado más de 10 años en el área de Recursos Humanos, cubriendo áreas que van desde el reclutamiento hasta la administración de personal. Actualmente laboró en una empresa de tercerización, mejor conocida como outsourcing, aunque esta última denominación no tiene que ver con lo que hacemos. ¿Por qué digo esto? Planteemos el siguiente supuesto: encontraste el empleo de tus sueños, con el salario y las prestaciones que querías, el horario y el lugar de trabajo ideal, pero te dicen que la contratación es “por outsourcing.” ¿Te contratarías? Cada vez que hago esta pregunta, la respuesta inmediata suele ser “NO”. ¿Por qué la gente no quiere contratarse por outsourcing? Por paradigmas, ideas, creencias y realidades que se han generado alrededor del outsourcing, los cuales derivan, en muchos casos, de malas prácticas efectuadas por empresas dedicadas a esto.

 

¿Cuáles son algunas de esas ideas?

 

  • “Me darán de alta ante el IMSS con el sueldo mínimo aunque yo gane más”
  • “No tendré prestaciones como Aguinaldo, Vacaciones y Prima vacacional”
  • “No me pagarán en tiempo o peor aún “No me pagarán”
  • “No generaré Antigüedad” (la más recurrente)

 

En realidad el ser contratado por un outsourcing o, correctamente llamado, por una empresa de Tercerización, no busca agraviar los derechos de los personas; por el contrario, su misión principal es el cuidar de ellas para que estén tranquilas, y reciban el apoyo y la asesoría suficiente en cualquier aspecto laboral. En el caso de las empresas, la razón de contratar a este tipo de empresas tiene como objetivo poder enfocarse y dedicarse a su core business, es decir, a aquella actividad para la que fue originalmente creada. Por ejemplo:

 

Un restaurante se crea para ofrecer a los comensales los mejores platillos de comida y un excelente servicio, por lo que su enfoque estará ahí, y no en la búsqueda de empleados, generación de contratos, pagos….Esto último, aunque es parte fundamental de un negocio, suele volverse una carga para las empresas y no permite su correcto desarrollo. Al utilizar los servicios de una empresa de tercerización como Aliato, temas relacionados con sueldos, prestaciones, horarios, entre otros, corren a cargo de ésta, asegurándose de que todo lo relacionado con el personal se lleve a cabo correctamente. Esto desemboca en que el restaurante (retomando el ejemplo), destinará el tiempo que solía dedicar a cuestiones de personal, en áreas de suma importancia para el éxito del negocio como lo son ventas, innovación, mejora de productos y procesos, expansión, etc.

 

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH), “la tercerización de personal es un proceso mediante el cual una persona física o moral, sin importar su giro, ni su tamaño, delega los procesos de la administración de personal a un tercero experto en la materia.” Esto incluye desde el reclutamiento, selección,  contratación, cálculo, pago de sueldos y pago entero de cuotas obligatorias a las diferentes instancias gubernamentales, hasta la terminación de una relación laboral.

 

Por lo tanto, ¿cuáles son las ventajas y los beneficios de contar con el apoyo estratégico de una empresa de tercerización?

 

 

  • La tercerización promueve el empleo productivo, elegido libremente en condiciones de trabajo decente.
  • Aumenta el nivel de la formación y readaptación profesional.
  • Promueve el empleo para los grupos socialmente vulnerables (jóvenes, ancianos y personas con discapacidad), además de potenciar el empleo a través de las pequeñas y medianas empresas.

 

Empecemos a hablar de tercerización para diferenciar entre empresas de “outsourcing”  que no pagan a las personas, que no cumplen con las leyes, y que usan a los colaboradores para su beneficio personal, de empresas de tercerización en las que lo más importante es la satisfacción de las personas, buscando que su sueldo y prestaciones sean pagados conforme a derecho.

 

La próxima vez que te planteen una contratación por outsourcing asegúrate de preguntar cuáles son las condiciones de trabajo, y ve si  el concepto que te describen es más bien el de una empresa de tercerización.

 

Jenny Flores

Gerente de Administración de Nómina y Servicio al Cliente, Aliato

La palabra riesgo en el ámbito laboral es considerado como un sinónimo de catástrofe. Sin embargo, así como existen acciones y actitudes que deben evitarse a toda costa en el ámbito profesional, hay otras que deben realizarse para evitar estancarse en el plan de carrera.

 

Un riesgo laboral va desde comenzar un nuevo negocio, cambiar de carrera o iniciar una segunda, hasta contratar a un nuevo elemento, mudarse a otro estado o país, o incluso pedir una promoción al líder de la compañía a la que se pertenece.

 

Tomar riegos forma parte del crecimiento laboral. Muchas veces se escucha que para progresar se debe salir de la zona confort; las personas productivas no son más valientes que los demás, es sólo que acaban encontrando la fuerza para enfrentarse a nuevos retos. Se dan cuenta de que el miedo es paralizante, mientras que la acción genera confianza y seguridad en sí mismo.

 

Tomando lo anterior en cuenta, surge la pregunta: ¿Qué riesgos se deben tomar?

 

  • Promoción o cambio de puesto laboral: Si consideras que has demostrado con resultados precisos y notorios tu aporte a la empresa o negocio, no dudes en comentarlo con tu jefe. El diálogo correcto apoyará los avances que proyectas, de manera que te consideren apto para recibir responsabilidades de alto nivel.
  • Cambio de área profesional: En diversas ocasiones suele suceder que se comienza de apoyo en determinado departamento de la empresa que no formaba parte del plan de carrera original pero que funcionó para el crecimiento profesional. Es recomendable que si consideras que tienes oportunidad en determinada área, hables con tu jefe y le menciones tu plan de carrera, de forma que él considere apoyar el cambio que planteas.
  • Reubicación geográfica: Si tu empresa cuenta con la oportunidad de brindarte oportunidades de crecimiento en otro país y te sientes apto para trabajar en el extranjero, no dudes en hacerte escuchar. Vivir en otro país puede significar un cambio drástico en tu estilo de vida, pero también puede traer grandes beneficios para tu desarrollo profesional y personal.

 

Líderes de diversas empresas valoran que una persona se haga escuchar, hecho que toman en cuenta al decidir sobre darle a sus colaboradores las oportunidades que piden.

Las compañías que buscan mejorar su ambiente de trabajo recurren a diferentes estrategias para conseguir que sus colaborares se sientan cómodos, tanto con sus actividades como con el entorno que los rodea.

 

El coworking es un espacio común de trabajo que tiene como objetivo abaratar costos y evitar distracciones, las cuales son comunes en personas que trabajan desde casa. Al crear estos espacios se potencia la colaboración y se genera comunidad, elementos que ayudan a formar alianzas que facilitan la convivencia al trabajar en equipo.

 

Coworking es un movimiento global que está cambiando el modo de trabajar y la forma de interactuar en los espacios de trabajo, especialmente porque las empresas han detectado que la mayoría de los colaboradores incrementan su productividad al sentirse como “en casa”. Los espacios de coworking son un reflejo de la aparición de nuevos modelos, dinámicas y expectativas en el mundo de los negocios, y en la sociedad en general. En Europa, este tipo de sistema lleva unos años funcionando, tiempo en el que se han creando más de 400 espacios de coworking.

 

La idea central de este innovador sistema, es comprobar que se puede trabajar de distintas formas. El coworking no sólo consiste en romper con el aislamiento, también busca fomentar el sentido de pertenencia a una comunidad de individuos abiertos al intercambio de ideas, proyectos, conocimiento, y, lo más importante, están dispuestos a integrarse.

 

Estos espacios de trabajo también han generado nuevas oportunidades de negocio, surgiendo empresas dedicadas a rentar espacios de coworking, en los cuales ofrecen servicios especializados para otras compañías, especialmente para pymes.

 

Las empresas están empezando a considerar el coworking como fuente de inspiración para poner en práctica nuevos enfoques de trabajo, innovación y colaboración.

 

En las empresas es común escuchar la palabra innovación, pero para que ésta  tenga un verdadero significado se deben implementar nuevas estrategias que mejoren la organización interna de la compañía.

 

El entorno que rodea a las organizaciones es uno de los factores clave que las motiva a modificar sus reglas, estructura y tecnología. Si estos elementos no están en constante innovación pueden provocar el fracaso de la empresa. Los cambios pueden darse en aspectos tecnológicos, legales, políticos, económicos, demográficos, ecológicos o culturales; por ejemplo, nuevos directivos, renovación de la imagen corporativa, incorporación de nuevos colaboradores, cambios de ubicación del lugar de trabajo, e incluso liquidación de personal.

 

Un cambio organizacional no debe tomarse a la ligera ya que las modificaciones drásticas pueden afectar las relaciones entre las unidades e individuos. Para comenzar de forma adecuada se debe detectar el área o actividades que puedan estar produciendo sensaciones de desequilibrio o insatisfacción. A partir de dicha detección se podrán idear estrategias especializadas y enfocadas en atacar estas sensaciones. Asimismo es importante crear guías que apoyen la comprensión del objetivo del cambio interno entre las personas.

 

Hay que tomar en cuenta que un colaborador puede percibir los cambios como una acción hostil por parte de la empresa, por lo que es recomendable implementar los cambios por pasos. Por ejemplo, si el cambio tiene que ver con la integración de un nuevo director, se puede realizar una sesión en la que la nueva persona se presente formalmente ante su equipo de trabajo,  presente los nuevos métodos de trabajo, y explique detalladamente cómo se realizarán e implementarán estas técnicas.

 

A pesar de que los cambios están planeados para mejora de la organización, la aparición de conflictos es inevitable. Algunas personas no percibirán los cambios cómo algo bueno, por eso es recomendable brindar un enfoque claro y determinante al cambio, que se refleje como la estrategia que ayudará a mejorar el desempeño y rendimiento de cada departamento; favoreciendo la creación de un clima laboral donde las personas desarrollen la capacidad de escuchar y aceptar ideas.

 

Esto ayudará a que el trabajo en equipo tenga un mayor desempeño y productividad, y a generar un aprovechamiento óptimo de las oportunidades. Realizar un adecuado manejo y reestructuración de las situaciones y problemáticas de una empresa repercute positivamente en la toma de decisiones y en el control de la misma.

 

 

El estrés producido por el trabajo es un estado cada vez más alarmante, ya que puede causar daños irreversibles a la salud. De acuerdo al grado de estrés que se presente, y a las cualidades físicas y psíquicas de cada persona, éste puede derivar en diabetes, obesidad, insuficiencias cardíacas, ansiedad, hipertensión y depresión.

 

Los trabajos que desarrollan mayor nivel de estrés actualmente son:

 

Reportero: Con la tecnología cada vez más presente en la vida cotidiana, no es de sorprender que ésta sea indispensable en profesiones como el periodismo. Un periodista se caracteriza por estar al tanto de todo lo que pasa en su entorno para poder desarrollar los contenidos requeridos. Con el propósito de conseguir su nota, los periodistas son capaces de soportar todo tipo de incomodidades, privaciones e incluso agresiones, ocasionando que su nivel de estrés aumente día con día.

 

Taxista: Al estar conduciendo durante la mayor parte del día, los taxistas están expuestos a factores de estrés como agresiones por parte de otros conductores, tráfico, ruido, e incluso actos de delincuencia.

 

Ejecutivo de Relaciones Públicas: Tener la responsabilidad de mantener o mejorar la imagen de una empresa, negocio o figura pública no es una tarea fácil, siendo uno de los trabajos que suele requerir atención más de 8 horas de diarias.

 

Community Manager: Esta profesión surgió con el avance tecnológico y la evolución del mundo digital. Debido a la inmediatez y la dinámica “imparable” del internet, los usuarios están inmersos en las redes sociales, ávidos de contenido, de novedad e interactuando. Para innumerables marcas, empresas, servicios…esto implica la necesidad de tener a un equipo de personas especializadas que puedan atender a sus comunidades digitales las 24 horas del día, exigiendo un alto nivel de seguimiento, rapidez e inversión de tiempo por parte de sus community managers.

 

Organizador de eventos: Las personas que se dedican a trabajar en este ámbito están conscientes de que deben estar preparadas para reaccionar ante cualquier tipo de improvisto, a pesar de la planeación rigurosa y de la organización meticulosa que hagan; su ocupación requiere de atención total e inmediata.

 

Director general: El director es la figura encargada de dirigir y optimizar el flujo de trabajo de una organización, siendo el responsable final del cumplimiento de las metas y la consecución de los resultados de una compañía.

 

Existen muchas ocupaciones y profesiones que generan estrés debido a la atención, responsabilidad, tiempo de respuesta y tolerancia que requieren. A pesar de que toda ocupación cuenta con sus propias dificultades, las mencionadas anteriormente son las que actualmente presentan signos y efectos de estrés más notorios.

 

 

Un headhunter o “caza talentos” es una persona que se dedica a buscar o detectar, perfiles específicos para ocupar puestos como director ejecutivo en alguna empresa. El proceso comienza solicitando información a la empresa sobre el perfil que buscan, puede ser desde años de experiencia en un puesto principal, carácter de líder natural, idiomas que domina e los logros que lo hacen destacar en su trabajo que consideran valiosos para su empresa.

 

Por estos motivos es por lo que una persona se pregunta:

 

¿Cómo puedo ser detectado por un headhunter?

 

  • Conexiones en el medio: Las relaciones en el ámbito laboral influyen mucho al momento de buscar un puesto de alto rango, ya que, puedes obtener un puesto de mayor responsabilidad por recomendación de un compañero de trabajo, interno o externo, que hace que te pongas en el radar de un headhunter al momento de recibir un perfil por parte de una empresa.

 

  • Presencia digital: En diversas ocasiones se ha escuchado que las redes sociales son nuestra nueva forma de presentación, esto es totalmente cierto. E incluso se podría decir que no sólo con las redes sociales, tener presencia en blogs también influye para ser detectado por una empresa.

 

Ser notorio en el mundo digital es una herramienta esencial para ganar notoriedad entre los grandes directores, que buscan personas que no solo cumplan con la función que se les pide, normalmente requieren de una persona que se involucre en otro tipo de actividades como seminarios en escuelas o instituciones.

 

Debes recordar que cada empresa cuenta con un método diferente para buscar el talento deseado, algunas utilizan las herramientas mencionadas, otras compañías prefieren realizar un estudio interno.

 

Por lo mismo, debes mantener tu Currículum actualizado junto con tus redes sociales, recordando que el punto clave para destacar es el empeño y dedicación que le pongas a tu trabajo.