Con un aliado, el camino al éxito es más corto

Las compañías que buscan mejorar su ambiente de trabajo recurren a diferentes estrategias para conseguir que sus colaborares se sientan cómodos, tanto con sus actividades como con el entorno que los rodea.

 

El coworking es un espacio común de trabajo que tiene como objetivo abaratar costos y evitar distracciones, las cuales son comunes en personas que trabajan desde casa. Al crear estos espacios se potencia la colaboración y se genera comunidad, elementos que ayudan a formar alianzas que facilitan la convivencia al trabajar en equipo.

 

Coworking es un movimiento global que está cambiando el modo de trabajar y la forma de interactuar en los espacios de trabajo, especialmente porque las empresas han detectado que la mayoría de los colaboradores incrementan su productividad al sentirse como “en casa”. Los espacios de coworking son un reflejo de la aparición de nuevos modelos, dinámicas y expectativas en el mundo de los negocios, y en la sociedad en general. En Europa, este tipo de sistema lleva unos años funcionando, tiempo en el que se han creando más de 400 espacios de coworking.

 

La idea central de este innovador sistema, es comprobar que se puede trabajar de distintas formas. El coworking no sólo consiste en romper con el aislamiento, también busca fomentar el sentido de pertenencia a una comunidad de individuos abiertos al intercambio de ideas, proyectos, conocimiento, y, lo más importante, están dispuestos a integrarse.

 

Estos espacios de trabajo también han generado nuevas oportunidades de negocio, surgiendo empresas dedicadas a rentar espacios de coworking, en los cuales ofrecen servicios especializados para otras compañías, especialmente para pymes.

 

Las empresas están empezando a considerar el coworking como fuente de inspiración para poner en práctica nuevos enfoques de trabajo, innovación y colaboración.

 

Comentarios ( 0 )

    Comentar

    Los campos obligatorios están marcados con un * *