Con un aliado, el camino al éxito es más corto

Actualmente, los profesionistas buscan formar parte de una organización que más allá de proporcionales una remuneración económica, les otorgue conocimientos que contribuyan a su desarrollo profesional.  Esta característica se está manifestando principalmente en las generaciones conformadas por los millennials.

 

Las empresas deben tener presentes los objetivos profesionales de las personas, sabiendo, por supuesto, que su trabajo repercute directamente en la organización, en sus objetivos y en sus clientes. Por tal motivo la generación de planes de carrera debe ser una constante dentro de la planeación estratégica.

 

¿A qué se refiere un plan de carrera?

 

Cada persona posee metas personales que desarrolla a la par de la realización de su trabajo. Al momento de integrarse a una empresa, ésta última debe contar con un plan ejecutable de crecimiento que tome en cuenta aspectos como: los pasos que deben seguirse para conseguir una promoción; tiempo mínimo o máximo para ocupar un puesto; tipo de formación que se puede brindar para apoyar el desarrollo y progreso; y los puestos a los que puede aspirar. Por ejemplo, si empiezas como asistente junior de cuentas, en dos años o menos podrías convertirte en ejecutivo senior, desarrollando los conocimientos, capacidades y habilidades requeridas para llegar a ese punto. Por su parte, el líder debe trazar el camino y apoyar a nivel coaching y guía, de manera que en un tiempo determinando la persona logre crecer y ocupar el siguiente puesto.

 

Los planes de carrera son fundamentales para la motivación de las personas, de tal suerte que el nivel de productividad puede aumentar considerablemente. Al tener metas claras y concretas, crecen las probabilidades de lograr resultados eficaces y exitosos; contrario a las consecuencias que trae el que los colaboradores vean limitada su capacidad de ascenso y mejora en las condiciones de trabajo.

Comentarios ( 0 )

    Comentar

    Los campos obligatorios están marcados con un * *