Categoría: Empresas

Las acciones que se cotizan mejor en el mercado empresarial son las inteligentes. Planear tanto a corto como a largo plazo es una de éstas. El negocio surge de una idea y como en todo proyecto hay pasos qué seguir. Organización es el primero, porque nos va a guiar en cada etapa del plazo que nos marquemos.

 

Analizar minuciosamente los planes financieros y de marketing es el siguiente: Cuál es el producto o servicio que se quiere posicionar y sus ventajas. Cuál es su nicho en el mercado. Cómo ha sido su trayectoria, así como de la competencia directa e indirecta. Cómo visualizamos las proyecciones financieras y la rentabilidad.

Es importante establecer la filosofía, la misión, la visión y los valores de la empresa, así como los posibles riesgos a los que se puede enfrentar y el porqué. Con honestidad describir los puntos fuertes y débiles. Ya que estudiamos bien a la competencia y al mercado ver cómo se diferencia nuestro producto o servicio de ellos. El equipo técnico con el que ya se cuenta y el que se necesita para el desarrollo del negocio.

Y el más importante, el humano. Cómo vamos a cubrir las principales áreas. Estudiar bien quiénes formarán parte de éste puede hacerlo único. Quiénes y cómo llevarán la administración. Qué trayectoria y experiencia necesita cada integrante del equipo de esta idea.

Otro aspecto en el que tenemos que pones especial atención es cómo llegar a los socios capitalistas potenciales. Debemos desarrollar una presentación impecable. Cuidar los detalles es tan importante como el contenido; por eso es vital usar un lenguaje coloquial, con información clara y precisa para que se capte fácilmente. Revisar la presentación para que no se vayan acentos de más o de menos, espacios, cambios de letras, distracciones que son comunes, sin embargo, restan puntos.

Y a la hora de presentarlo ante los potenciales inversores, no repetir lo que se ve en cada slide, sino ampliar la información también de una manera concisa. Procurar que sea breve para que tengamos la atención debida. Algo que puede agregar impacto en la presentación es decir cuánto tiempo se ha madurado la idea, qué estudios se han hecho y cómo se ha trabajado.

Asesorarnos hace que se fortalezcan los puntos clave, desde que nace la idea hasta que se concreta. Aliato por ejemplo, puede ser un gran aliado en el área de capital humano y nómina. El personal es el corazón de una empresa. Y de él depende que tenga una vida sana y larga. Acércate, conoce esta empresa que siempre estará de tu lado y decide.

Si preguntáramos la definición de talento obtendríamos varias respuestas. Tal vez porque engloba muchas cosas: inteligencia, capacidad, perseverancia, creatividad, entre otras, y sobre todo voluntad para desarrollar una actividad. Y si se combina con la especialización es más fácil alcanzar los objetivos personales y empresariales.

 Leer más

¨Hoy sí me rindió el día. Se me fue la mañana como agua. Ya son las once y apenas he visto tres pendientes. El día voló¨. Frases como éstas escuchamos en empresas de todos los giros. La eficiencia y la eficacia van de la mano con la productividad. Hemos hablado de la importancia del Capital Humano y la motivación que necesita para ser más productivo. Cursos, talleres, conferencias, diplomados hay un sinfín y por lo general se tiene un apartado para este propósito. También, de la gran tarea que desarrolla el área de Recursos Humanos en la búsqueda de personas inteligentes para ocupar un cargo. Sin embargo, ¿se ha analizado si saben trabajar? Esto va para jefes y subalternos. Pueden ser eruditos, inteligentes, astutos, profesionales, responsables y no productivos. Hay que analizar las formas de trabajar. Los recursos de la empresa involucran a todos. La productividad, también.

 Leer más

Todas las compañías, independientemente del giro, tienen un equipo en común: el humano, encargado de alcanzar las metas personales y corporativas en un tiempo estipulado. En conjunto con el equipo técnico hacen una gran mancuerna que trabaja para incrementar la productividad de la empresa.

 Leer más

El clima social, vinculado estrechamente con el sistema organizacional, debe estar presente en las empresas de todo giro y tamaño. Muchos piensan que depende de las instalaciones y mobiliario como las de Google, que tienen resbaladillas, juegos físicos y virtuales; una auténtica ludoteca. Hay que desarrollar estrategias y éstas no tienen que ser complicadas ni costosas, porque existe un abanico de métodos para seleccionar. Y no sólo depende del área de Recursos Humanos; es recomendable que se involucren otros departamentos para que sea integral. Si queremos fomentar el trabajo en equipo, importantísimo para contar con un clima laboral en armonía, empecemos con un team desde la planeación del proceso.

 Leer más

La planeación es un desafío. No sólo por la competencia global, la economía, los recursos; intervienen varios factores internos y externos de la empresa. Por eso, en el proceso completo se deben integrar diferentes departamentos, con dos objetivos clave: formalidad y compromiso. Entre todos tienen que desarrollar este maravilloso arte de analizar, estudiar, investigar y evaluar para crear. Entre los departamentos involucrados destacan: Administración, Recursos Humanos, Mercadotecnia y Legal.

 Leer más

Invertir en un excelente equipo humano es más que contratar a personas con el perfil que encaje en los valores de la empresa. Hay que contemplar otros aspectos fundamentales como conocer a cada colaborador por su nombre, investigar cuáles son sus fortalezas, debilidades y hasta sus gustos. En conclusión, hacerle sentir parte de la empresa y no sólo un número más en la nómina.

 Leer más

Tomar buenas decisiones diariamente ayuda a perder varios pesos de encima y a reproducir el capital. Para que una rutina se convierta en buen hábito se necesita tiempo y dedicación. Llevar un registro financiero; cuánto invierte la compañía, cuánto gana, cuánto pierde y el porqué. Tener un equilibrio económico; por aportación de inversionistas o por ingresos que se deriven de las ventas o los servicios que proporcione. El equipo contable hace proyecciones financieras para calcular cuándo alcanzará la empresa su punto de equilibrio y así saber si está en evolución. Contar con reservas; las eventualidades surgen y hay que estar preparado para afrontarlas.

 Leer más

Un inmueble con un excelente equipo no es una empresa, porque las personas son las que realmente la forman. Cada una tiene capacidades, inteligencia y criterio distintos; la intercomunicación entre ellas, su esfuerzo y compromiso es lo que da los resultados como compañía. El área de Recursos Humanos, o Capital Humano, actúa como núcleo para hacer una estrategia del talento que se necesita y por qué, con el fin de satisfacer las necesidades, tanto de superiores como de colaboradores, en un mercado creciente, competitivo y globalizado. Su misión es hacer más eficiente, eficaz y productiva a la institución; por eso necesita un objetivo claro y estratégicamente planeado con seriedad, y sobre todo con responsabilidad. Debemos estar conscientes que se enfrenta a múltiples desafíos internos y externos, y necesita estar actualizado. Por ejemplo: antes, el mercado laboral estaba integrado básicamente por hombres; ahora, la participación de la mujer es clave, lo cual ha influido para hacer cambios de políticas y descripciones de puestos. También, por supuesto, actualmente tenemos la integración de personas con capacidades diferentes; algo muy positivo.

 Leer más

A las empresas exitosas las dirigen líderes comprometidos con el futuro y el mundo. Mentes que van más allá de querer alcanzar metas. Y, ¿Cómo distinguir a líderes entre los jefes? Tienen luz propia y no necesitan tomar el brillo de los demás para sobresalir.

 Leer más