Categoría: Clima laboral

Dentro de la cultura de una organización, la actitud personal y profesional de un colaborador influye e impacta de manera importante en la productividad de la empresa. Por lo tanto, el proceso de reclutamiento y selección no es algo que deba ser tomado a la ligera, o dejado en manos inexpertas, con poca dedicación y análisis. En este proceso se verifican diversos factores; además de la experiencia profesional mencionada en los currículums, se deben analizar actitudes personales, como las habilidades para interactuar con otras personas y la manera en que toman decisiones bajo presión.

 

Una de las tácticas utilizadas es que durante la entrevista se hagan preguntas poco habituales, tales como: ¿Qué opina su jefe y antiguo equipo de trabajo sobre su personalidad? Lo que se espera es que la persona proporcione respuestas positivas, por eso es importante analizar las reacciones inmediatas y el lenguaje corporal. Y si se considera necesario, pedir referencias inmediatas al jefe anterior.

 

También se puede preguntar sobre el trabajo de compañeros previos; las personas que continuamente dan respuestas negativas sobre otros colaboradores pueden estar teniendo actitudes relacionadas con trabajo en equipo, reconocimiento y empatía que podrían resultar perjudiciales para una empresa. Hay reclutadores que toman en cuenta la actitud que una persona presenta desde que entra a un lugar, y la forma en la que establece contacto con personal de recepción, por ejemplo.

 

Otra estrategia es la realización de ejercicios de integración con el equipo de trabajo actual, de manera que se pueda analizar y observar detenidamente la forma en que se involucra con el personal, así como las aportaciones que puede brindar.

 

Preguntar por hobbies o actividades extracurriculares dice mucho de la personalidad. Generalmente las personas que realizan constantes actividades al aire libre suelen ser personas extrovertidas, mientras que los pasatiempos más caseros pueden ser propios de individuos más reservados. El análisis que se haga sin duda depende de los intereses y de la cultura de la empresa en cuestión.

 

Para incentivar el desarrollo organizacional se debe tener como objetivo el fomento de actitudes positivas en el equipo de trabajo. La actitud que presentan internamente las personas de tu equipo puede ser la misma con la que interactúan con clientes. El mantenimiento del clima laboral depende tanto del líder como de los colaboradores, por lo que es ideal contar con un equipo que genere sinergias.

 

La imagen de una empresa es de los principales factores que se deben cuidar constantemente, esta imagen está compuesta por elementos externos como logo y slogan, edificios, e incluso la vestimenta, como es el caso de los abogados.

 

Los integrantes de la empresa deben estar conscientes de los valores y pautas de conducta que componen a la organización de la que forman parte, la personalidad errónea de un directivo puede afectar el negocio con un nuevo cliente, respetar la cultura que posee tu lugar de trabajo garantiza el factor de integración con tus compañeros, desarrollando un entorno social agradable.

 

Así como cada persona posee una característica o rasgo que la hace única, la cultura corporativa es lo que destaca a una empresa de otras. Cada posee su propia historia, visión, objetivos, detalles que ayudan a que el cliente cree una previa idea de la empresa, incluso el branding va de la mano con la cultura que posee una empresa, ya que una persona se casa con una marca al sentirse identificada con los valores que se reflejan.

 

Un ejemplo claro es el caso de Apple, empresa fundada por Steve Jobs, quién creía que la creatividad y el no tener temor eran los factores principales para crear productos únicos. Las personas se sintieron identificadas con los valores que la empresa difunde, el mismo público le da este valor al relacionar este tipo de marcas con carreras en específico, o para transmitir el mensaje deseado de tu negocio. Si al entrar a la una agencia de gran prestigio notas que cada uno de los integrantes posee una computadora de esta compañía, la gente percibe elegancia e incluso asumen un nivel socioeconómico alto.

 

Steve Jobs es de los principales CEO’s que comprendió la importancia de la cultura corporativa, impartiendo estos conceptos a los integrantes de la compañía:

 

  • Constante innovación: Impulsar a los integrantes de tu equipo a asumir riesgos y exponer sus ideas sin temor al fracaso.
  • Ganar-Ganar: El éxito que le empresa consiga es tu éxito también, la empresa no conseguiría resultados sin sus integrantes
  • Trabajo en equipo constante: Actividades donde se requiera la colaboración de todos los miembros del equipo, cada persona es un mundo diferente con ideas para aportar.
  • Crea Calidad y no cantidad: Tu equipo siempre debe orientar los resultados hacia la calidad que le den al producto y no la cantidad que buscan distribuir.

 

Estos son consejos que puedes aplicar a tu proyecto de comunicación organizacional, Relaciones Públicas y Marketing, a los departamentos que se crea necesario. La cultura corporativa forma parte de los elementos que puede hacer de tu empresa algo único, que destaque y sea reconocida, que atraiga a consumidores o usuarios, por eso se debe impartir regularmente a los empleados que conozcan a la empresa de la que forman parte.

Cuando hablamos del clima laboral, ¿a qué nos referimos específicamente? El ambiente humano que nos rodea en el trabajo. ¿Por qué influye en la productividad? Porque una buena integración entre los que forman un equipo laboral se refleja en los resultados personales y de grupo. Además, hay menos rotación y no se tiene que invertir más en contratar nuevo talento.

 Leer más

El apodo, ¿es una agresión disfrazada de afecto? En algunos casos sí, por eso es mejor tratar de no ponerlos a los compañeros de trabajo, jefes o subalternos. En ocasiones, se basa en algún defecto; otras, en una característica física. El sobrenombre puede acompañar al bautizado toda la vida. Por ejemplo ¨El Novato¨; así le llamarán incluso si ya dirige una gerencia. Algunos alias pueden afectar la autoestima o ridiculizar.

 Leer más

Si tu estilo de vida es acelerado, porque el trabajo queda lejos de casa y en el trayecto piensas en los múltiples pendientes, te molestas con automovilistas, ciclistas, transeúntes, tu probabilidad de padecer estrés laboral es muy alta. Y si a esto le sumas que tu responsabilidad te dicta ser competitivo en el ámbito laboral, te aflora la obsesión. Esto te hace olvidar de tu bienestar mental, físico y espiritual.

 Leer más