Con un aliado, el camino al éxito es más corto

Cuando una persona decide ya no formar parte de una organización, pueden existir diversos factores que influyen en la toma de la misma. Antes de renunciar, recomendamos considerar lo siguiente:

 

  • Analiza los factores y/o situaciones que te resultan incómodas o poco favorables, aquellas que están influyendo en tu decisión. ¿Qué puede estar afectando? ¿Se puede solucionar dentro de la empresa? ¿Se trata del entorno laboral, del salario, de mala administración, de falta de liderazgo por parte de tu jefe?

 

  • ¿Tienes posibilidades de desarrollo profesional? ¿Existe un plan de carrera para ti? Las personas buscan integrarse a una organización que les ofrezca desarrollo profesional; éste puede ser a corto o a largo plazo. Analiza tus actividades dentro de la empresa de manera que compruebes que, en definitiva, no cuentas con el apoyo necesario para avanzar en tu carrera.

 

  • El  ámbito laboral puede resultar que sea un factor importante para la productividad, comenta con tu jefe las situaciones o actitudes que te resultan incómodas o poco gratas por parte de tus compañeros, de manera que si se puede encontrar solución al problema, no tengas que cambiar de empleo.

 

  • Recuerda también que encontrar empleos actualmente suele ser una tarea difícil; a pesar de que existen opciones como la bolsa de trabajo de Aliato, que facilitan dichos procesos.

Renunciar no es una decisión que debe ser tomada a la ligera o de manera precipitada. Toma el tiempo para pensar, analizar y evaluar tu decisión, con base en la situación actual, tu plan de vida personal y profesional, tus objetivos y tus prioridades.

Comentarios ( 0 )

    Comentar

    Los campos obligatorios están marcados con un * *